24 abril 2011

Ferias del Libro cada día más digitales

Digital zoneA lo largo de los últimos cinco
años he podido disfrutar de la evolución digital de la Feria del Libro de
Londres
. De explorar en menos de una hora durante los primeros años los escasos
stands de compañías tecnológicas arrinconados al final del pabellón 2 de Earl’s
Court, a disfrutar durante los tres días de la última edición (que tuvo lugar
del 11 al 13 de abril) de más de 30 stands de diferentes compañías que responden
a todo tipo de necesidades del mundo de la edición digital.

La esquina tecnológica cada vez
ocupa más espacio, y no me sorprendería que ocupara en muy poco tiempo más de
la mitad del segundo pabellón. Desde empresas que ayudan a definir la gestión
online de los procesos editoriales, pasando por una amplia oferta de puntos de
distribución y comercialización de eBooks y desarrolladores de apps, hasta encontrarnos
con la presencia de una empresa española: 24symbols.

Si comparamos esta feria con la
de Frankfurt no hay duda de que pierde en dimensión y representación, pero creo
que gana en amabilidad y visión de futuro. Mi más sincera enhorabuena a la
organización por posicionarse poco a poco como uno de los puntos de encuentro
europeos de referencia sobre tendencias en la edición digital.

También quiero destacar la
calidad y diversidad de temas expuestos en el programa de actividades de
formación que tiene lugar de forma paralela en la segunda planta de la Feria del
Libro. Cada año veo a más editores asistiendo a estas sesiones para ponerse al
día sobre tendencias digitales y descubrir casos de éxito en aquellos países
que nos llevan un par de años de ventaja en la carrera de la transformación
digital. Una actitud similar está teniendo lugar en el programa de actividades
de formación de LIBER. Espero que la organización de nuestra feria del libro apueste
igualmente por posicionarse como el  punto de encuentro a nivel mundial sobre tendencias en la edición
digital en español. Sería muy beneficioso para todo el sector.

Los contenidos de la docena de
sesiones de formación a la que asistí durante la pasada Feria del Libro de
Londres
pueden resumirse en tres grandes bloques. En primer lugar, el
sorprendente ritmo de la transformación del sector en el mercado norteamericano
y la aceleración en el mercado anglosajón. Varias fuentes indicaron que los
ingresos derivados de la venta de contenidos digitales alcanzaron entre un 10 y
un 15% del total de las ventas en 2010, y todo parece indicar que 2011 será el
año del punto de inflexión, puesto que varias editoriales señalaron que ya en el
primer trimestre de este año las ventas de contenidos digitales suponen entre
el 20 y el 25% del total de las mismas.

Digital TheaterEl segundo tema más analizado en
las sesiones giró alrededor de la transformación de los hábitos de lectura y la
necesaria definición del perfil del lector en pantallas. Dado que estos
mercados nos llevan dos o tres años de ventaja, varios ponentes compartieron en
estas sesiones numerosos datos sobre la transformación de los hábitos de
lectura. Gracias a las nuevas tecnologías de lectura en pantalla, los editores,
libreros y bibliotecarios tienen a su disposición una enorme cantidad de
información sobre el proceso de descubrimiento de un libro, sobre la selección
de un libro frente a otros, el día y hora de compra del mismo, etc.

Pero además de estas variables
relacionadas con la compra, las nuevas tecnologías de lectura en pantalla nos
permiten saber si un libro se ha leído hasta el final o no, el tiempo de
lectura, si le ha gustado o no el libro basándose en el número de veces que ha
subrayado o anotado en el texto, como también en el número de veces que ha
establecido una conversación sobre los contenidos del libro o las menciones que
ha realizado en Twitter, Facebook o Entrelectores recomendando ese  libro a sus amigos. En un futuro próximo, los
editores, libreros y bibliotecarios tomarán muchas decisiones de negocio
analizando previamente estos datos.

El tercer y último tema
analizado, pero no por ello el menos importante, fue la definición de los
futuros modelos de negocio de la edición digital. Intencionadamente digo, en
plural, “los futuros modelos de negocio de la edición digital”, ya que entiendo
que no habrá un solo modelo, sino muchos modelos que cohabitarán entre sí.

Próximamente publicaré otro
artículo sobre los modelos de negocio de la edición digital, pero adelanto que la
única manera de definir estos futuros modelos es asumiendo una mayor innovación
en el sector. Innovar conlleva perder el miedo a cometer errores. La ciencia
nos ha demostrado muchas veces que el único modo de progresar es aplicando la
metodología ensayo-error. Es muy importante aprender de los errores cometidos
por los colegas del sector editorial en otros mercados con el fin de no caer en
los mismos, pero eso no significa que no lleguemos a cometer los nuestros.

En los últimos años hemos visto
cómo Internet ha transformado el modelo de negocio y la organización de las
empresas  de muchos sectores (medios de comunicación, viajes y
reservas hoteleras, intermediarios financieros, música, cine, etc.). Todas
aquellas empresas que tengan como base el empaquetamiento de contenidos y su
comercialización a través de intermediarios sufrirán una transformación de su
modelo de negocio. Las empresas del sector del  libro no van a ser una excepción a este proceso de transformación
estructural.

Otros artículos relacionados con este tema:

Leave a Reply