05 junio 2014

¿Son rentables para los autores los festivales de libros?

ExhibitionHace apenas unos días un artículo del Financial Times invitaba a reflexionar sobre cuál es la verdadera rentabilidad para los autores el hecho de asistir a ferias, festivales, encuentros, etc. que tienen lugar en el mundo del libro.

Son muchas las opiniones y percepciones generalizadas en las que se concluye que las ferias de libro necesitan un cambio de rumbo. Cada vez hay menor afluencia de público que compre libros, o bien el enfoque no termina de convencer, mientras el libro digital tiene que hacer esfuerzos para encontrar un hueco a la altura de su crecimiento e importancia para el sector.

Lo que dice Carl Wilkinson en el artículo, básicamente, es que los autores no son lo suficientemente remunerados a la hora de asistir a este tipo de eventos. No para ir a firmar ejemplares o presentar un libro, obviamente, sino para dar conferencias, cursos, talleres, debates, etc. (cuenta el curioso ejemplo de cómo en alguna vez le han pagado en vino cuya cifra apenas llegaría a los 60 euros al cambio).

Además de que muchas ferias son patrocinadas, por otra parte, el hecho de que un autor tenga tirón hace que la editorial venda más libros, pero, a su vez, si hay alguna de las actividades arriba mencionadas –para algunas de las cuales se cobra una entrada-, los beneficios para la editorial pueden ser considerablemente altos, mientras que los de los autores no lo son tanto en proporción.

En un momento en que las ferias necesitan reconvertirse y en el que las ventas de libros descienden, los autores también necesitan otras formas de conseguir ingresos, al menos por el trabajo por el que se les reconoce en el mundo del libro.

En analogía a lo que ha ocurrido con el mundo de la música, donde las ventas de discos han descendido de manera radical por lo que los grupos y músicos se han visto obligados a vivir más de los conciertos en directo, los autores pueden contar con nuevas vías para que su trabajo sea retribuído, más allá de los derechos de autor.

Obviamente no todas las ferias o festivales son iguales, hay actos gratuitos en los que un autor participa libremente, pero en aquellos casos en los que todos ganan, el autor (muchas ferias ya cuentan con talleres y cursos, no es nuevo) puede participar justamente de su labor y sacar algún beneficio de ello.

Del mismo modo que crecen las escuelas de escritura, ciclos, etc., y que han hecho que algunos autores –los que así lo deseen, como siempre- puedan subsistir dedicados sólo a lo que más les gusta, las ferias o festivales no deberían ser mucho menos.

Leave a Reply