17 septiembre 2015

Modelo de suscripción en el sector del arte

artgasmSi algo está trayendo la nueva era digital es una revisión del ‘háztelo tú mismo’ que comenzara en los finales de los años 70 del pasado siglo. Esta vez, llevado a todos los ámbitos.

A través de Springwise hemos conocido como el modelo de suscripción para la venta online de obras de arte también tiene sus adeptos, en este caso puesto en marcha no por una galería sino por una única artista, Ashley Longshore.

Su iniciativa se llama ‘Artgasm’, y consiste en un modelo de suscripción mediante el cual los miembros suscritos reciben cuatro obras suyas exclusivas por año por un único pago anual de cerca 500 euros o cuotas mensuales de entre 45 y 50 euros.

La idea también surge como una manera de evitar la intermediación de terceros así como establecer una relación directa con sus posibles compradores, entre ellos coleccionistas que consiguen de esta manera las obras a un precio reducido con respecto al precio de mercado, por lo que, a su vez, estos también pueden ganar dinero algún día si se deciden a vender alguna de las obras.

Para evitar que la creatividad sea incompatible con un supuesto número de suscriptores creciente hasta agotar su capacidad de trabajar, tiene un límite de 250 suscriptores, lo que le garantiza unos ingresos más que considerables y poder trabajar a un ritmo normal.

Longshore apuesta por este modelo de suscripción a título individual antes que en la creación de una plataforma, porque esto ya supondría la necesidad de intermediarios.

Lo cierto es que ya hay galerías online que trabajan este modelo -de hecho, la venta de arte online interesa cada vez más-, aunque dudamos que llegados a cierto nivel de fondo, con artistas reconocidos, la suscripción para obtener obras de arte sería viable.

Leave a Reply