26 mayo 2016

Las 4 claves de la edición digital

shutterstock_405849949

Story Drama Plot Poetry Fairytale Narrative Concept, vía Shutterstock

Tim Berners-Lee, nada menos que el inventor de la World Wide Web tiene una visión particular sobre el futuro de los libros digitales.

Una visión que ha compartido en diferentes ocasiones y que, como no puede ser de otra manera, va muy ligada la web y conceptos tales como estándares abiertos, conectividad o acceso ilimitado.

Para Berners-Lee, el futuro del libro pasa por 4 atributos que le definirán. Como decimos, muy en la línea de su manera de entender un mundo digital del que él, sin duda, es más que un experto.

Serían, por tanto, cuatro claves que podrían garantizar el futuro de los ebooks en la era digital.

1. Permanencia: la convergencia de ebooks y tecnología web, traducida en lenguaje de código abierto HTML5, garantizarían su permanencia. Según Berners-Lee, este es el lenguaje sobre el que muy pronto se va a construir todo el contenido digital existente, incluyendo los ebooks.

2. Fluidez: puesto que los libros digitales se edificarán sobre el HTML5, no debería haber ningún problema de transición a través de diferentes soportes y plataformas. Así, desaparecería la inoperabilidad y, con ello, los ecosistemas cerrados.

3. Vinculado: los libros deberán dejar de ser contenidos aislados para abrirse cada vez más a una experiencia de lectura hipervinculada que permita ir durante el proceso a contenidos relacionados. Es decir, muy similar a la lectura en la web y los enlaces de hipertexto. Una virtud muy favorable para textos educativos.

4. Rastreabilidad: el contenido debe ser objeto de control, de modo que los editores puedan y deban tener la capacidad de comprender cómo se leen y se comparten libros en la web.

Esta visión de los libros digitales cada vez más parecidos a las páginas web no es nueva, pero la aún necesaria búsqueda de estándares abiertos que no dependan sistemas ligados a corporaciones y facilitar el acceso a los ebooks son cuestiones que siguen sin resolverse. El futuro del libro pasa por la superación de estas trabas.

La “webarización” del libro no significa necesariamente una experiencia multimedia o llena de distracciones ni tampoco la renuncia a la monetización del acceso a la lectura a través de, por ejemplo, URL’s.

Ambas suposiciones tienen soluciones de experiencia y tecnológicas a elección del lector y del editor.

Leave a Reply