07 noviembre 2016

Un mundo virtual para la novela romántica

naras-nookAhora que parece que estamos en el momento de la realidad virtual y de los mundos en 3D parece también un buen momento para revivir mundos digitales que, en realidad, nunca se han ido.

Hablamos del modelo Second Life que, como decimos, nunca ha desaparecido gracias a plataformas y videojuegos de interacción y de aventura donde poder crear un avatar propio y un espacio diseñado por uno mismo.

Este modelo es el que ha elegido la escritora de novela romántica y muy afín a las nuevas tecnologías Nara Malone para dar continuidad a sus historias, crear una comunidad alrededor de sus libros y de la novela romántica en general, y también para discutir sobre el futuro de la ficción, sobre todo de carácter interactivo, de modo que ningún espacio mejor. De hecho, como se puede ver en la imagen que acompaña al post, la escritora creó un evento virtual donde hablaba la sobre narrativa experimental en su género. También anuncian una revista online para tratar estos temas.

En concreto, el mundo que ha creado esta escritora se llama Nara’s Nook, y se presenta como un lugar –Greyville– para construir una colonia de autores virtuales junto a una comunidad de artistas digitales, creadores de mundos ficticios, programadores, poetas y también lectores. El propio Greyville, toda la interacción que allí suceda, sería otro metamundo que en sí construiría una historia.

Como en cualquier plataforma que sustenta estos espacios virtuales, no hay más que registrarse, crear un avatar y comenzar a pasear y poder entrar en la biblioteca, la casa-club de escritores, centro de información de eventos, una galería o museo de arte, etc. Incluso hay carteles publicitarios con las cubiertas de los libros y que pueden re-direccionar a alguna conocida librería online donde comprar los libros.

No es la primera vez que hablamos del modelo Second Life en el sector editorial. Hubo una app móvil –hoy desaparecida- donde lectores, libreros y editores podían construir su propia biblioteca o librería, diseñar el espacio, colocar los libros, etc. También se podían visitar otras librerías y hacer recomendaciones.

Veremos en hasta dónde alcanza este mundo virtual dedicado al futuro de la ficción y a la novela romántica. Si alguien participa nos gustaría mucho que nos contara su experiencia.

Leave a Reply