24 julio 2012

Libros vivos que cambian según el tipo de lectura

En breve van a llegar los libros que nos vigilan de verdad, pero no para atacar nuestra privacidad, sino para cambiar y evolucionar con el paso de nuestra lectura. Las historias van a dejar de ser lineales, estáticas y definitivas con TheTreeBook.

A partir de una nueva tecnología desarrollada por Medallion Press, los lectores van a tener la oportunidad de experimentar una nueva forma de leer en la que el libro “lee” al lector, por así decir, en un ejercicio de dinamismo narrativo más propio de los videojuegos que del libro tradicional.

Al parecer (hasta dentro de unos meses no será posible probarla) la tecnología de la que hablamos lo que hace es interpretar los hábitos, conductas, tipo de lectura que lleva a cabo el lector y hace que el libro se adapta en consecuencia a dichas características (tiempo de lectura, horas del día, promedio de avance, etc.). El libro tiene una historia principal cuyo desarrollo varía según crece la historia con cada lector diferente, de manera individual.

Es un tipo de interacción diferente a la de otro tipo de narrativas participativas como las que pueden ser las de “elige tu propia aventura”, como por ejemplo las de Coliloquy. Aquí es el propio libro el que toma las decisiones en virtud del tipo de lectura que se lleva a cabo, por tanto, el lector es la parte pasiva de la interacción.

Con este tipo de ebooks, ya no va a importar que alguien desvele el final de la novela, e incluso es posible que haya personajes que tengan diferente actitud durante la historia, o quizá que no aparezcan en todas las lecturas.

Comentar el libro con los amigos va a ser más complicado, puesto que no va a haber dos lecturas iguales, esta vez, literalmente dicho, sin teorías literarias de por medio.

93 Respuestas

  1. Pingback : :: BiblioEteca Noticia :: libros vivos que cambian según el tipo de lectura

  2. Pingback : Novela geolocalizada para leer en la calle

  3. Pingback : La literatura juvenil interactiva que viene con Vidya Books | Comunicación Cultural

Deja una respuesta