21 junio 2016

¿Llegan los audiolibros para quedarse?

shutterstock_394680400

Audiobooks while driving. Concept sign of a female driver who makes use of the time by listening to talking books, vía Shutterstock

Muchas de las mejores noticias para el sector editorial vienen de los audiolibros y de su rápido crecimiento.

Recordemos que sólo las cifras en Estados Unidos son impresionantes: 3,88 millones de descargas en 2015, alcanzando los 205,8 millones de dólares, según la Asociación de Editores Americanos.

La Asociación de Editores de Audiolibros también refrenda esos datos, con un aumento de ventas del 24%, y con 9.630 títulos más con respecto al año anterior. El 76,3% de esos audiobibros son  ficción, frente al 23,7% de no ficción.

Según la pasada conferencia sobre audiolibros organizada por la esta misma asociación, son varias las editoriales están analizando el fenómeno de los podcasts para ver como monetizar este formato en auge en todo el mundo. Los usuarios demuestran su interés, pero afirman que no hay una amplia oferta de calidad.

Para el mundo de los audiolibros “Car First” esta equivaliendo al “Mobile First”. Se espera que la mayoría del consumo de este formato se haga a través de los coches: se calcula en 2020 el 75% de los coches estarán conectados.

El crecimiento de este formato (que según Audioteka lo hace aproximadamente en un 32% por año) no sólo se da en los mercados anglosajones, también en Alemania y países nórdicos, mientras que en España se sigue pensando desde el sector en que no hay mercado de audiolibros, salvo honrosas excepciones e iniciativas nuevas como Narratores, Blue Planet Tales, Seebook o Literaudio, entre otras.

Hace casi dos décadas sellos como Alfaguara apostaron por los audios en formato cassette y CD, como ya lo hacían otros sellos internacionales. Desde entonces existe el lugar común de que supuestamente en España no hay mercado de audiolibros (aunque hay quien se muestra más optimista, como desde Penguin-RandomHouse).  ¿Es cierto o el sector no ha fomentado su demanda adecuadamente?

Siendo España uno de los países de Europa con más móviles por persona, así como uno de los países de Europa que más descargas de podcasts, parecería lógico pensar que este es un buen momento para  que el sector apueste por este formato.

Esto, junto a proyectos como los arriba mencionados e iniciativas como la “I semana del Audiolibro en español” que da comienzo el próximo día 27, es posible que suponga un cambio de actitud del sector y, por tanto, un creciente mercado de audiolibros al igual que en otros mercados.

1 Respuesta

  1. Creo que pueden ser una alternativa de futuro. No solo para permitir la accesibilidad a la lectura a personas con dificultades visuales. El tiempo que tenemos para dedicarlo a la lectura es cada vez más escaso. ¿Por qué no escuchar la lectura de un libro en lugar de la radio del coche? En el metro, en casa mientras cocinas…

Deja una respuesta