30 enero 2017

4 años de MOOCs

shutterstock_403407844

MOOC – Massive Open Online Course, acronym business concept, vía Shutterstock

Los MOOCs han logrado generalizarse como sistema de formación, sobre todo para complemento y especializaciones después de terminada una carrera.

Muchas compañías ya admiten tener en cuenta en los currículums o en sus propios empleados el tiempo dedicado a este tipo de cursos.

La evolución ha sido rápida, y los resultados desiguales. Por eso, merece la pena detenerse de nuevo -ya dieron algunos datos en 2015– en un estudio realizado por los responsables de una de las plataformas pioneras y con mayor número de alumnos: edX. Se trata de un breve informe que abarca los últimos 4 años de sus MOOCs: “HarvardX y MITx: cuatro años de cursos abiertos online”.

Entre algunas de las conclusiones de tal estudio, que se basa en una encuesta, lo primero que se puede señalar es que los alumnos que se registran en alguno de estos cursos siguen creciendo, si bien, aunque siguen en aumento, se ha desacelerado a raíz de los cursos de pago.

Sus datos son que una media de 1.550 personas al día se ha apuntado en algún curso en 1.523 días. Esto no incluye a aquellos que se registran pero que no lo comienzan, que suponen otros 3,89 millones de personas.

En general, el perfil del alumno de un MOOC ha llegado a ser en la actualidad muy heterogéneo. De hecho, el 32% de los encuestados señala ser o haber sido docente, y el 19% de estos indican que enseñan sobre el tema del MOOC que estudian, por lo que se han convertido en una importante fuente de apoyo y actualización para profesores, y no sólo para alumnos.

La certificación de los cursos también ha aumentado: 159.000 personas han obtenido un total de 245.000 certificaciones, tanto gratuitas como pagadas. Un curso medio certifica a 500 personas, si bien no todos los certificados son gratuitos ni todos los estudiantes los solicitan cuando acaban, aún cuando sea gratuito (el 54% son los que quieren su certificado). Un curso normal suele certificar al 60% de los estudiantes que lo pagan.

Los cursos relacionados con la programación, informática y nuevas tecnologías siguen siendo los de mayor afluencia de alumnos. En parte porque muchos de estos cursos llevan a otros similares o de interés disciplinar compatible con el anterior. En estas áreas los estudiantes suelen ser más jóvenes, con un perfil más internacional y, sin embargo, con menos estudios universitarios que en otras disciplinas.

Los MOOCs se afianzan en el nuevo ecosistema educativo en el que el acceso online a los recursos se está generalizando en todos los ámbitos, más allá incluso del propiamente académico o universitario.

Todos los datos completos en este link para su libre descarga.

Deja una respuesta