16 febrero 2017

Guía para organizar hackathons en el sector cultural

shutterstock_458443054

Businesswoman with clipboard and pen making notes and standing near text – Hackathon, vía Shutterstock

Desde Europeana Space siguen con la nuevas iniciativas –acaban de presentar E-Space-, y basándose en su propia experiencia, han publicado una completa guía para organizar hackathons dentro del sector cultural.

Ya hemos visto hackathons en bibliotecas y en el sector editorial, una genial oportunidad para ver cómo se desarrollan las ideas y la creatividad que puede hace avanzar a las iniciativas culturales desde una perspectiva tecnológica y funcional.

Estos eventos maratonianos abren nuevas perspectivas en los diferentes campos en los que se organizan, llegando a tener como objetivos la transformación, la experimentación, el desafío empresarial, la recopilación de datos e información, etc.

Como se señala en la guía, no hay único modelo de hackathon, pero sí hay preguntas clave que responderse a la hora de organizar uno, tales como saber la meta y el contexto, si las herramientas son relevantes, si se buscan alianzas o una red de conexiones de ámbito más tecnológico para la entidad, institución o empresa, o si se sabrán analizar o valorar los resultados.

Conectarse precisamente con otros organizadores o encontrar los socios idóneos para la organización y hacer un hackathon más relevante y competitivo puede ser una buena forma de comenzar a organizar un evento de estas características. Contar con profesionales con experiencia en ellos que lo sepan dirigir, un lugar atractivo y con buena ubicación, ofertar premios atractivos y de valor a los participantes serían los pasos siguientes.

Luego también hay que tener presentes otros asuntos, como los derechos de propiedad intelectual, según licencias y naturaleza o enfoque del evento. También es importante delimitar o especificar quién se beneficia del hackathon; no es lo mismo uno organizado para mejorar un aspecto de un área concreto, que otro para llevar las ideas a un nivel de empresa, como modelo o incubación de un negocio.

Por otra parte, definir la estrategia que se quiere a la hora de llevar a cabo un evento como este supone también responderse a la preguntas por qué se organiza, con qué objetivos, quién será el público objetivo, cuáles son los intereses e incentivos, quiénes los participantes. Un asunto también importante es la creación del programa, preparar bien su estructura antes de darlo a conocer a los medios.

La cuestión del jurado es otro asunto muy importante a tener en cuenta. Según el enfoque, éste debe saber valorar si los participantes logran los objetivos marcados por el hackathon, como pueden ser crear valor, un nuevo modelo de negocio, crear empleo, conseguir una mayor o menor probabilidad de éxito, lograr un cierto nivel de innovación y calidad, etc.

En definitiva, esta guía responde a la mayoría de las preguntas que una editorial, museo, biblioteca se puede hacer a la hora de querer dar este paso hacia la innovación. Un modelo del que pueden sacar provecho también las ferias del libro, eventos culturales, encuentros formativos y foros de todo tipo del mundo de la cultura y el arte.

Toda la información completa en la guía “HACKING CULTURE. A how to guide for hackathons in the cultural sector“.

Deja una respuesta