19 noviembre 2013

Más datos sobre el auge de la autopublicación

autopublicaciónHace casi justo un mes publicábamos un post a propósito del estudio de Bowker sobre los datos del ISBN en el que se apuntaba al notorio auge de la autopublicación en los Estados Unidos.

Pues bien, ya hemos podido tener acceso estos días al desglose de editoriales, plataformas y servicios de autoedición de dicho estudio.

Recordemos que el número de títulos auto-publicados en 2012 alcanzó una cifra superior a los 391.000, un 59% más que en 2011 y un 422% más que en 2007 y que el formato preferido en esta tendencia era el libro digital. Una de las razones que lleva a los autores de más éxito en este terreno a autopublicarse es la sensación de sentirse dueños de su propio negocio.

Deberíamos tomar estos datos como una tendencia –evidente, eso sí, de la importancia que está cobrando dentro del sector- más que como una tabla de datos exactos de ventas.

Tengamos en cuenta la multitud de plataformas de autopublicación que están surgiendo, servicios semejantes en librerías online o específicos, como Lulu o Bubok, en los cuales el precio puede llegar a ser simbólico (1€). Del mismo modo que tampoco se puede saber con exactitud el número de ventas hechas de forma directa a través de muchos autores que tienen su propia web y eligen este método o modelo de negocio.

Recordemos que más del 80% de los títulos auto-publicados llegaron al mercado únicamente a través ocho compañías con servicios de autoedición tipo Smashwords, esto en el periodo que abarca del 2007 al 2012. Es posible que haya muchas otras plataformas nuevas –y no tan nuevas- que tengan más cifras que añadir a la tabla.

Igualmente, la internacionalización de algunas de estas plataformas como la propia Smashwords hace que la medición sólo a través de los datos del ISBN no pueda ser exacta a la hora de querer cifrar sólo en Estados Unidos, como muy bien señalan en The Digital Reader.

Sin embargo, la tendencia del auge es cierta, se refleje en el número de ventas o no, en la porción real que suponga en el reparto de beneficios (o pérdidas) totales para el sector. Y, por tanto, debe ser considerado lo suficientemente en serio como para analizar en qué modo las editoriales pueden o deben participar de esta tendencia.

9 Responses

  1. Pingback : Ventajas y desventajas de la autopromoción de la obra | Brave Readers

  2. Hola! me gustó mucho leer este artículo. Hace dos semanas, acudí a algunas de las conferencias que organizaba el festival Eñe y me quedé muy sorprendida de las intervenciones de muchos de los escritores que rechazaban la autopromoción de la obra por parte del propio escritor en redes sociales, porque lo consideraban como «un vendedor de enciclopedias» que «abarata su obra», lo que puede ser un paso previo a generar una comunidad de lectores que después apoye un posible proceso de autopublicación. ¿Sabéis algo sobre este tema? Me quedé muy impresionada por el rechazo que percibí. Un saludo

  3. Pingback : Cómo autopublicar en Amazon mientras difundes tu libro en Entreescritores | Entreescritores.com - Podrías ser publicado por una editorial si los lectores apoyan tu obra

  4. Personalmente creo que el autor debería promocionar su obra su está autopublicando su trabajo. En el mundillo editorial tradicional era la empresa editorial la que se encargaba de la promoción pero en este caso eso no está y requiere indefectiblemente algo de trabajo del autor para dar a conocer su trabajo.
    Ya sea por medio de un blog, redes sociales, blog tours pero algo debe hacer para la promoción de su trabajo.

  5. Pingback : Ourboox. Autoedición en abierto para escritores e ilustradores | Comunicación Cultural

  6. Pingback : Los servicios editoriales más demandados por los autores auto-publicados | Comunicación Cultural

  7. Pingback : Publishers Weekly también se abre a los servicios de autoedición | Comunicación Cultural

  8. Pingback : Autoedición 2013 | El desván de NeoDodos

  9. Pingback : Autoedición 2013 PARA COMPARAR | El desván de NeoDodos

Leave a Reply