15 diciembre 2015

Webs que entienden la era digital

pradowebHace tiempo que venimos comentado cómo los museos están renovando sus páginas web. El último en hacerlo ha sido el Museo del Prado, cuya web presentó la semana pasada Miguel Zugaza, su Director.

Es una labor tan necesaria como obligada si se quiere demostrar que se entiende el modo que en accedemos a toda información en esta era digital que estamos viendo crecer a pasos agigantados.

El MoMA, el Rijksmuseum y otros muchos –ejemplos que se pueden ver en el pasado anuario de AC/E a propósito de los museos y las nuevas tecnologías- trabajan continuamente en el desarrollo de nuevos diseños y servicios de sus sitios web, adaptándose con ello a los hábitos, demanda y necesidades de los usuarios y visitantes, hoy a nivel global.

En el caso del Museo del Prado, vemos cómo han interpretado –con la colaboración de Telefónica- de la mejor manera en qué consiste la navegación online de nuestros días. Siendo como es una pinacoteca del más alto nivel, su ventana al mundo no puede sino estar a ese mismo nivel. Así, si su principal valor son sus obras, le han dado una importancia notable a la navegación a través de imágenes. Hasta el momento, 10.000 imágenes de una calidad muy alta.

Pero el Prado no son sólo obra, sino también servicios como la educación, por lo que en la sección ‘Canal Aprende’ podemos acceder de forma directa a todas las labores de del Área de Educación del museo.

Otro aspecto importante es la importancia que se le da a la personalización –aspecto clave de la oferta online de cualquier entidad o empresa en Internet-, de modo que cada usuario puede personalizar su propia pinacoteca, hacer sus propias visitas o guías a través del museo y, por supuesto, compartirla en redes sociales. Es decir, hacer que cada visitante virtual pueda ser comisario o curador virtual.

También han introducido un novedoso método de búsqueda basado en la web semántica, el llamado ‘Grafo de Conocimiento del Museo del Prado’. Un sistema que entiende, relaciona y contextualiza todos los contenidos de la web, bien sean obras autores, cursos, épocas, estilos, etc.

En definitiva, una laboriosa transformación que incluye el diseño adaptativo y que favorece los procesos de descubrimiento de las obras y servicios del museo. Quizá, por poner una pega, que la ‘sala de prensa’ no esté visible desde el inicio y haya que navegar para acceder a ella.

Leave a Reply