30 junio 2009

Libro GRATIS de Chris Anderson

gratisActualización: Publicación de una amplia reseña del libro Gratis de Chris Anderson en Dosdoce.
El próximo 7 de julio se publica en los Estados Unidos el último libro de Chris Anderson, autor del bestseller “La larga cola” (Ediciones Urano). “Free” (Gratis), su nuevo libro, dará mucho que hablar por el controvertido enfoque de su argumentación al ser Anderson uno de los principales ideólogos que aboga por la gratuidad de los contenidos en Internet.
Cuando hayamos leído el libro en formato digital publicaremos una amplia reseña en Dosdoce.com, pero hemos considerado conveniente adelantar algunas reflexiones ya que pensamos que el autor confunde la puesta en marcha de estrategias de marketing y ventas basadas en contenidos gratuitos con la definición de modelos de negocio.
Según ha ido adelantando el autor en varios artículos publicados en medios de comunicación, el futuro de los negocios que utilicen Internet es ofrecer sus productos de forma gratuita. No crean que el autor plantea este modelo de negocio como una opción a considerar; su tesis indica que todas aquellas empresas que tengan como base Internet tendrán que optar por la gratuidad como única alternativa.
Los creadores de contenidos en la Red -ya sean libros, noticias, música o cine, entre otros- deberán regalarlos en Internet y esperar obtener ingresos a través de la publicidad, patrocinios, intercambio de mano de obra, etc. A lo largo de los últimos años hemos visto cómo el modelo de la gratuidad, que ha sido defendido interesadamente por algunas empresas y creadores de opinión, ha funcionado en unas pocas empresas, básicamente en buscadores y operadores de telefonía, mientras que la industria creadora de contenidos -ya sean medios de comunicación o editoriales- ha obtenido escasos retornos.
Debido a esta falta de ingresos, el modelo de la gratuidad está siendo muy cuestionado en los últimos meses en el mercado norteamericano. Cada día llegan nuevas noticias sobre cómo la prensa se está replanteando su modelo de negocio en Internet para limitar la gratuidad de sus contenidos en la Red e iniciar un nuevo modelo de negocio de contenidos de pago.
Es cierto que en la economía de Internet los costes marginales de distribución y comercialización tienden a cero, pero el autor olvida que existen muchos otros costes que no desaparecen con la digitalización de los contenidos, sino que aumentan.
La industria de la creación de contenidos debe asumir que estamos viviendo un cambio de época donde la manera de transmitir el conocimiento, que tradicionalmente estaba basada en contenidos generados por profesionales, empieza a complementarse con enormes cantidades de contenido digital generado por los propios usuarios. Este intercambio de información y conocimiento entre las personas, libre de derechos y de forma gratuita a través de la Red, obligará a la industria a asumir una nueva forma de hacer las cosas en el siglo XXI.
Ante esta transformación de la sociedad, el futuro modelo de negocio en Internet no se basa exclusivamente en la simple digitalización del contenido y venta del mismo a cualquier precio o gratis, como sugiere Chris Anderson; la clave del éxito reside en la generación de servicios de valor añadido alrededor del mismo.
Por cierto, el libro estará supuestamente disponible de forma gratuita en la Red gracias al patrocinio de una empresa. Esperemos que el autor no utilice este caso como ejemplo del supuesto futuro modelo de negocio de las editoriales. Probablemente la versión digital gratuita ayude a incrementar las ventas de la versión en papel, que cuesta 26,99 dólares, pero esto no demuestra más que la gratuidad puede convertirse en una excelente herramienta de marketing. El autor no debe olvidar que su caso es único: ¿Cuántos autores son tan mediáticos que pueden lograr el patrocinio de su libro? Y como ciudadanos debemos preguntarnos si es saludable para la sociedad dejar en manos de la publicidad o el patrocinio empresarial la publicación o no de un libro. ¿Obtendrán patrocinios los libros que cuestionen algunas prácticas empresariales o la posición dominante de algunas empresas?

6 Respuestas

  1. Yo creo que el libro, o el contenido, no tiene porque ser gratis. Tiene que valer lo que el mercado este dispuesto a pagar. Habrá quien seguirá pagando 20 euros por el libro en papel, pero no veo porque alguien no puede pagar 8 ó 10 por la versión pdf o 3 simplemente por leerlo on-line. Y surgirán modelos de suscripción mensual: 10 euros al mes dan derecho a X descargas. Y después el crosselling: mientras visitas la página del libro te ofrecen productos relacionados .. muchos modelos funcionan así.
    Lo que no tiene sentido es o libro o nada. Internet no es solo un canal más.
    Y tampoco me parece descabellado ver a autores vendiendo camisetas, chapas, etc… ¿por que no?

  2. María José de Acuña

    Totalmente de acuerdo con David Soler, sobre todo porque se trata del libro. Todos los días leemos acerca del anquilosamiento -por decirlo de algún modo-, de la cadena de valor del mismo, por lo que hay que hacer lo posible por conseguir que el producto resulte más atractivo para el cliente final. Pero no por ello hay que limitar las actuaciones a su gratuidad…
    Esperamos ansiosos esa reseña, el aperitivo que nos habéis servido la promete “sustanciosa”.
    Abrazos,
    María José de Acuña

  3. Muy interesante referencia. Respecto al argumento… me resisto a verlo.
    Por una parte, se parte de la base de que pocos autores cobramos por nuestro trabajo, y menos aún una cantidad razonable. Las monografías y ensayos ya son un éxito si no hay que pagar por publicarlas 🙁
    En mi blog llevo un tiempo discutiendo (con los lectores, para empezar) un modelo de evitar la suma cero entre autores y público. Un modelo en el que el público pague muy poco respecto a lo actual, pero pague, y el autor se lleve un % mayor que el actual, a costa de los costes eliminados.
    El problema que me plantea la gratuidad de los contenidos es éste (uso mayúsculas al no saber si funciona HTML en los comentarios): NUESTRA SOCIEDAD CAPITALISTA VALORA BIENES Y SERVICIOS EN FUNCIÓN DE SU PRECIO. ESTO ES UN HECHO INCONTESTABLE MIENTRAS EL SISTEMA SIGA COMO ESTÁ. ADEMÁS DE LA CANTIDAD OBJETIVA, ESTÁ EL SIGNIFICADO QUE SE LE ATRIBUYE CULTURALMENTE. POR EJEMPLO, UN POLO DE MARCA RECONOCIDA VALE EL DOBLE QUE UN POLO SIN MARCA, Y QUIEN LO COMPRA PAGA ALEGREMENTE EL PRECIO PARA QUE SE VEA QUE LO HA PAGADO.
    POR LO TANTO, LOS LIBROS GRATUITOS (IDEALMENTE, EL SUEÑO DE LA DISTRIBUCIÓN UNIVERSAL DE LA CULTURA) DESVIRTÚAN EL VALOR DE LO ESCRITO, DEL TRABAJO DEL ESCRITOR, DEL ESFUERZO BESTIAL QUE CONLLEVA PRODUCIR UN TEXTO DE CIERTA LONGITUD, CORRECTO, COHERENTE, QUE APORTE… LO GRATUITO SE RESPIRA, SE USA, PERO NO SE VALORA.
    Y SI NO SE VALORAN LOS LIBROS, NO SE VALORA UNA PARTE ESENCIAL DE LA CULTURA
    Un cordial saludo

  4. Juan Luis, pero es que al final estoy seguro que la gente pagaría algo… lo que hay que plantearse es si prefiero vender 1.000 ejemplares a 20 euros o 10.000 a 2 euros. Este es el ejemplo de Radio Head.
    Otra cosa es el hábito del consumidor. Ahora la mayoría lee en papel, pero ¿que pasará cuando la mayoría sea la que lee en dispositivos digitales o en la pantalla de un pc? ¿debemos cobrar lo mismo por un libro que por un pdf?. Esto es lo que están adoptando ya algunas editoriales o webs de formación, por ejemplo.
    Y una más práctica es ¿que más me da de donde viene el dinero si lo importante es que venga? Quiero decir, si soy un autor y tengo 1 millón de visitas al día y, por lo tanto, los anunciantes pagan mucho por estar ¿que importa regalar el contenido? La gente me visita por mi contenido y mis anunciantes pagan por la gente y si cobro el contenido no me vista nadie, verdad?. Este el concepto low-cost, el que aplican las líneas areas y los periodicos gratuitos (y aplicó hace años NH).
    Y luego están los piratas…contra estos no hay nada que hacer. El que no quiere pagar, no pagará pase lo que pase. Así que mejor olvidarlo y volcar tus energias en los que sí pueden y quieren pagar.
    Yo creo que hay cierto miedo a dar el paso, pensando que el mercado no volverá atrás. Pero los móviles eran gratis hace 15 años y ahora fíjate algunos.
    Saludos

  5. Susi Grau

    Debate muy interesante.
    Creo que no hay que aplicar una sola solución, sino varias y a distintos niveles.
    Lo gratis no se valora, es así y todos lo sabemos.
    Los regalos (algo gratis) se valoran y estimulan la relación (con el que regala)
    El mercado libre permite que cada uno valore su trabajo (escribir, por ejemplo) y le ponga precio.
    El que compra escoge qué precio paga.
    La cultura ha de estar al alcance de todos, pero todos deben estar dispuestos a darle algo a la cultura: ir a un concierto (desplazarse), visitar librerías y elegir un libro (dedicar un tiempo), y desde luego pagar en dinero al artista que ha invertido años y mucho dinero en formarse técnicamente para que su arte pueda expresarse con coherencia.
    Oportunidad para todos, regalos, e intercambio de dinero por trabajo, son elementos que se han de tener en cuenta, sean en Internet o fuera de ella.
    Estamos en la era de la información, y ésta es valiosa. Luego, puede traducirse en otros valores, como por ejemplo, el dinero.
    En fin, disculpad el “rollo”, un placer leeros!!!!

  6. Susi, lo has expresado de maravilla. Quizás el autor ganará menos por un libro (creo que lo hará toda la cadena, la verdad) pero lo hará por otros conceptos. No sé, tal vez hará una “gira” donde leerá su libro o una parte de él. U organizará cenas con los “fans” que, por supuesto, pagarán encantados por estar al lado de su ídolo.
    Hay que echarle imaginación y, sobre todo, valentía.
    Nada de “rollo”… perfecto.

Deja una respuesta