04 noviembre 2014

Sobre el estado actual del préstamo de ebooks en las bibliotecas

online-book-reading-Entre el informe y el repaso bibliográfico “E-books in academic libraries: Challenges for sharing and use” nos da algunas claves importantes de la situación actual de las bibliotecas en cuanto al préstamo y uso de los libros digitales.

Si bien recomendamos su lectura completa ya que ofrece un buen resumen de todas y cada una de las posibilidades actuales, conflictos y casos individuales, de las plataformas más conocidas a iniciativas menos evidentes, merece la pena que resumamos algunas de las conclusiones que se pueden sacar de su lectura.

En general se habla de los problemas habituales cuando se trata este tema: de restricciones, DRM, software, formatos y modelos de negocio por desarrollar. Tanto a nivel general como en bibliotecas escolares o académicas. Como muy bien se señala, la adopción de los ebooks no podrá considerarse un éxito hasta que se haya integrado del todo en el circuito de las bibliotecas, que incluye a los autores, editores y los propios bibliotecarios.

Así, los principales retos a tener en cuenta por las bibliotecas y señalados en este breve informe son:

• El reto de las restricciones. Desde el acceso hasta las copias (en el caso de las bibliotecas académicas). Algunas editoriales importantes sólo permiten el préstamo de sus ebooks en el espacio físico de la biblioteca, lo cual supone uno de los mayores contrasentidos en términos de servicios digitales.

Gestión de derechos digitales (DRM). Seguimos sin avanzar en este aspecto, y aún son pocos los casos de editores que optan por eliminar las restricciones que quieren prevenir cualquier violación de los derechos de autor a cambio de que los usuarios se sientan incómodos en su acceso a los libros digitales.

• Las licencias de los libros digitales suponen otro tipo de restricción, tales como las del número de préstamos o usuarios, límites en paquetes de lectura para cursos (entorno académico), para uso comunitario o para el mismo préstamo interbibliotecario.

• El préstamo de los soportes de lectura. la pelea entre el único soporte o varios; o entre formatos propietarios o el ansiado formato universal que debería venir frente a la posible obsolescencia de los que hoy existen.

• Acceso a Internet de los soportes. Lo que supone un control permanente sobre el contenido que se ha descargado en los dispositivos de los usuarios. Muchos proveedores de licencias tienen el derecho último de modificar o retirar los archivos sin notificárselo al cliente.

• La inversión. La gestión del servicio de libros digitales requiere una gran inversión en tiempo y equipo. Hasta que no se invierta en estas necesidades básicas, todo lo anterior va a ser de difícil solución.

Las bibliotecas tienen el poder de presionar contra estas barreras en el préstamo de ebooks, su experiencia en este campo va a ser fundamental para lograr superar estos escollos.