04 octubre 2016

Un nuevo modelo de impresión bajo demanda

orseryUna compañía francesa, Orséry, quiere ser la competencia de la Espresso Book Machine y lograr, al fin, universalidad de la impresión bajo demanda, al menos en el país vecino.

Su estrategia pasa por hacer un modelo más asequible y con menores costos para las librerías. Como en el conocido caso de la máquina que universalizó –al menos informativamente- el on demmand books, Orséry la idea es evitar la destrucción de libros y las tiradas de libros desproporcionadas, por tanto, evitar la superproducción y reducir riesgos obteniendo mejores márgenes.

En su caso, llega a acuerdos con las editoriales para poder tener las maquetas finales de los libros y centralizarlos todos en una plataforma a la que los responsables de librerías deben acceder gracias a una aplicación web que les permita imprimirlos.

Estos establecimientos deben pagar una cuota de fianza de 15.000 euros por la máquina que incluye su mantenimiento (en caso de querer comprarla se hace hasta un descuento del 33%) y una suscripción de 250 euros al mes. Por su parte, los editores adquieren entre el 20 y 25% sobre el precio de venta, que es el mismo que el fijado por ellos mismos.

Lo que hay que tener en cuenta es que los costos de impresión bajo este modelo son algo más caros (unos 8€), el precio de la inmediatez. Pero a la larga, si se evitan la destrucción de stocks y las devoluciones, las cuentas, en cada caso, serían otras. No obstante, a mayores máquinas trabajando e impresiones hechas, menores serán los costes.

La versión pionera, la Espresso, ha tenido mayor éxito en bibliotecas, sobre todo de corte académico. Una acertada solución que, además, puede evitar las miríadas de fotocopias a las que cualquier estudiantes universitario –al menos aquí- se ve sometido en cada curso. Mejor calidad de lectura y más cerca de la legalidad de copia exigida por los editores.

En el caso de Orséry se quiere poner el foco en las librerías independientes, es decir, trabajar directamente en los puntos de venta potenciando la venta inmediata y garantizada. Lo que en este caso significa libro impreso, libro vendido. Por su parte, las editoriales eligen qué títulos o partes de tu catálogo quieren tener bajo este sistema de impresión bajo demanda.

Otra ventaja de Orséry –además de abrir la competencia de este modelo- es que permite la personalización del libro incluso con una dedicatoria, una firma, eligiendo el tamaño de la fuente y también, si así se desea, con el seño o nombre de la librería. Todo más rápido que las famosas 24 horas de entrega de Amazon, por cierto.

Deja una respuesta