11 noviembre 2007

Dos escritores entre la cultura y el abismo

Klaus mannEl próximo 15 de noviembre a las 19.30 horas tendrá lugar en la Librería Primado (Avda. Primado Reig, 102, Valencia) la mesa redonda “Klaus Mann y Géza Csáth: dos escritores entre la cultura y el abismo”. Intervienen: Andrés Pau, periodista, traductor y estudioso de la obra de Klaus Mann, y Blas Parra y Carmen Botello, escritores y editores de El Nadir.
Sobre Encuentro en el infinito de Klaus Mann
Más allá de la crítica de costumbres de una sociedad permisiva en la que caben todas las diversiones y experimentos, drogas incluidas, Klaus Mann indaga sobre las posibilidades de superar las barreras de la personalidad individual en un amor completo, planteando la hipótesis del encuentro definitivo. Novela sobre el desarraigo y la búsqueda de una juventud dorada a través del peregrinaje por sofisticados ambientes o locales mugrientos, de Berlín a Marraqués, Klaus Mann traba admirablemente frivolidad y metafísica en una obra coral de extraordinaria sutileza sobre tiempos en los que las libertades democráticas parecen desprestigiadas, mientras sus personajes contemplan estupefactos desde las ventanas el desfile de los bárbaros.
Encuentro en el infinito se acerca a un conjunto de personajes de diferentes clases sociales e ideologías, que buscan algo más que el contacto físico entre ellos. Carece de la retórica moral de Mefisto o El volcán y está considerada obra clave en el pensamiento de Mann por la crítica más autorizada.
Sobre “Cuentos que acaban mal” de Géza Csáth
Su autor, József Brenner, conocido por el seudónimo Géza Csáth, fue un escritor con aura de maldito.Escribió siempre en húngaro, un idioma que no tiene raíces comunes con ninguna otra lengua europea, que resulta difícil pero magnífico para expresar con la mayor precisión lo difícilmente expresable. Csáth murió joven, pues a pesar de su condición de médico psiquiatra, de su cultura versátil –crítico musical, autor teatral innovador representado en la actualidad en los teatros europeos más prestigiosos–, acabó suicidándose después de matar a su esposa.
Los cuentos de Csáth tienen magia, ácida profundidad y lirismo salvaje. En cada uno de ellos, de modernidad atemporal, se descubren ecos de escritores clásicos y modernos; la crueldad de Agota Kristof, la amarga ironía de Kostolanyi o la misoginia de Sándor Márai.
Su literatura desnuda va más allá de su época para imponer un estilo de forma contundente en fondo y forma. No se puede ir más lejos en los relatos «Padre e hijo», «Matricidio» o «La muerte del mago». Son modélicos. Como explica en el cuento «Opio» a Csáth le interesa más una vida intensa que longeva. Se lanza sobre sus personajes como el cirujano trepana en la mesa de operaciones a la búsqueda del tumor escondido en los rincones del alma.

1 Response

  1. Fernando Díaz Pastor

    He leído «Cuentos que acaban mal” de Géza Csáth y debo confesar que es magnífico. Traducir de un idioma tan complejo como el húngaro (yo diría que un idioma imposible) a un tipo como Csáth tiene muchísimo mérito. Fantástico.

Leave a Reply