26 noviembre 2015

Un diario personal para escribir con música

CoveCada vez más se tienen en cuenta las emociones en todos los aspectos de nuestra vida. Tanto es así que han surgido muchas iniciativas que ponen el foco en este aspecto de la naturaleza humana.

En el sector editorial hemos visto varios proyectos que tienen en cuenta el factor emocional, tanto en las búsquedas como en las recomendaciones de nuevas lecturas; recordemos de nuevo el ejemplo de Tekstum.

Reconocer las emociones en lo escrito es una manera de identificar qué es lo que sentimos al hablar sobre algo o escribir sobre un tema. Pero hay otras maneras de expresar estados de ánimo como la alegría, la tristeza, la euforia, el desánimo, la indiferencia, etc. Una de ellas, de todos sabido, es la música.

Una nueva app móvil, Cove, quiere que los usuarios expresen y publiquen sus emociones a través de la música. Se trataría de una herramienta para procesar los sentimientos a través de un paisaje musical electrónico. No es la primera vez que se relaciona la expresión emocional con la música; ya estaba el ejemplo de Stereomood, para buscar canciones según el estado anímico en el que se encuentra el usuario. Pero con Cove el que crea la música, el que se expresa directamente es el usuario.

A partir de seis tipos de emociones básicas, con su equivalencia melódica, se pueden crear diferentes melodías para desarrollar y expresar otro tipo de emociones más complejas.

Una vez completada la melodía, se pueden añadir etiquetas –esta vez sí con palabras- para redefinir el estado de ánimo que se quiere comunicar. También se puede adjuntar una nota explicando esos sentimientos, pero esto le hace perder algo de gracia al origen de la idea.

Es un proyecto que comenzó con la intención de encontrar algo que ayudase a jóvenes adolescentes a expresar cómo se sentían y que no sabrían decirlo con palabras. Pero lo cierto es que es algo que le puede suceder a cualquier persona, no necesariamente joven.

Quién sabe, quizá en algún momento se convierta en el Whatsapp de las emociones. Sin tan siquiera emoticonos.

Leave a Reply