01 septiembre 2016

Realidad aumentada en librerías físicas

blog-ar-oneA pesar del creciente interés actual por la realidad virtual y por la realidad aumentada en el sector editorial, hace ya algunos años que hablábamos por primera vez de estas tecnologías aplicadas al sector, bien en contenidos, bien como herramientas de promoción.

Una de sus primeras implementaciones la hizo HarperCollins para promocionar sus libros en algunas librerías. Luego hemos visto usos similares en medios de transporte o bibliotecas, gracias, esta vez, a códigos QR.

Hoy se retoma el interés gracias al trabajo de la compañía Big Motive, de origen irlandés y especialista en desarrollar y diseñar diferentes usos de estas tecnologías, también para el mundo del libro.

En una búsqueda por conseguir “una relación más profunda con el contenido” gracias a la realidad aumentada, han ideado el proyecto ‘Una noche en la librería’. Una iniciativa que busca, sobre todo, conseguir que las nuevas y más jóvenes generaciones de lectores vuelvan a tener relación con las librerías físicas gracias a una experiencia diferente.

A través de la realidad virtual -y gracias a los efectos posibles que se consiguen, incluyendo narrativos- traen a la vida (virtual) personajes e historias conocidas que aparecen entre las estanterías y libros de la librería cuando se están buscando nuevas lecturas. Con ello se consigue crear un aire de magia en establecimientos a los que los niños suelen entrar cada vez menos.

Según sus propios resultados, a pesar de cierto escepticismo de los primeros usuarios, una vez que han podido usar el prototipo in situ, el resultado se ha tornado en entusiasmo, diversión e interés por saber más de esas historias.

La capacidad de recrear mundos y de permitir la interactuación, así como otras posibilidades múltiples que ofrece la realidad aumentada, puede fomentar un regreso o mayor interés de los más pequeños por las librerías, bibliotecas, y por la propia lectura.

Leave a Reply