22 septiembre 2015

Nuevas tendencias sobre la implantación de tecnologías en los museos

2015-Museum-Report-Graphic-1024x846El nuevo estudio ‘Horizon’ del New Media Consortium sobre la implantación de la tecnología en los museos concluye con una afirmación cargada de lógica, pero no por ello menos necesaria para compartir: que los museos deben desarrollar estrategias digitales para sobrevivir a medida cada vez personas recurren a Internet para disfrutar de los contenidos culturales.

Ya hemos visto en diversas ocasiones cómo el sector los museos y centros de arte en general –no así tanto el de las galerías- están resultando ser un colectivo inquieto, en muchas ocasiones cargados de muchas y nuevas iniciativas que poner en práctica y con las que experimentar. Algunos museos, como el Metropolitan de Nueva York ya tienen su propio departamento digital para ayudar a la innovación y trasformación del museo.

Siguiendo el esquema ya tradicional de sus informes, proponen tres temas y seis tendencias en cada uno de ellos. En cuanto a las tendencias que acelerarán la adopción de tecnología en los museos, según el impacto a corto plazo (1-2 años): por una parte la ampliación del concepto de ‘visitantes’, que cambia a través de la conexión global online, y el aumento del enfoque sobre las experiencias participativas de los visitantes, tanto online como offline.

En cuanto al impacto a medio plazo (3-5 años): Señalan como una calve fundamental el aumento de la colaboración entre diferentes instituciones, así como la inversión en análisis de Big Data. Ya, para el impacto a mayor plazo (5 años) se habla de la ampliación de los límites de la creatividad y, por otra parte, de la incursión de las empresas privadas en los museos, sobre todo en temas relacionados con la educación.

Algunos de los retos que se le plantean a los museos son, como destacábamos al iniciar este post, el desarrollo de estrategias digitales, junto a la mejora de la alfabetización digital en los propios museos, tanto para los trabajadores como para los visitantes. Junto a estos retos, están el saber medir del impacto de las nuevas tecnologías en el desarrollo de la labor museística y, lo más difícil, mantener un progreso lineal que incluya la adopción en él de los flujos de trabajo y de la propia infraestructura.

En cuanto a los avances, según el informe, en menos de un año todas las actividades concernientes al BYOD (llevar el dispositivo propio al museo, en este caso) junto a la gamificación, van a ser las tendencias más visibles. De 2 a 3 años serían los servicios basados en localización y los ‘makerspaces’ en los museos, de los que ya hablamos al referirnos a las tendencias de las bibliotecas.

Y, por último, de 4 a 5 años, se verán cada vez más la ampliación del Internet de las cosas -que ofrece gran potencial para mejorar los trabajos de conservación, el aumento del acceso al conocimiento contextual y la reinvención de la interacción del consumidor con obras culturales junto al, precisamente, desarrollo de interfaces de usuario más amables que faciliten esa interacción.

Todos los detalles en el informe completo: NMC Horizon Report 2015 Museum Edition

Leave a Reply