07 marzo 2017

Universo de Letras, nueva plataforma de autoedición

Universo de LetrasEl Grupo Planeta se ha aliado con Lantia Publishing como socio tecnológico para el lanzamiento de una nueva plataforma de autoedición Universo de Letras (no confundir en la web con el programa universitario para el fomento de la lectura de la Universidad Nacional Autónoma de México del mismo nombre).

Teniendo en cuenta que el Grupo Planeta es un grupo editorial con presencia destacada en España, Francia, Portugal y, sobre todo para este caso particular, Latinoamérica, este paso supone una firme apuesta por abarcar un amplio espectro del mercado hispanohablante.

Según señalan sus responsables, esperan que Universo de Letras fomente el descubrimiento de nuevos autores, de modo que aquellas obras que destaquen por su difusión serán valoradas para su posible publicación posterior bajo el sello editorial del Grupo Planeta que mejor se ajuste a las características del título.

Los autores podrán elegir entre tres modalidades o packs (Básico, Avanzado y Best-Seller), que incluyen desde los servicios editoriales imprescindibles para publicar un libro hasta los más completos, para que el libro tenga la apariencia más profesional posible.

Los servicios completos que incluye la plataforma van desde la valoración del libro y la asunción de todo el proceso, desde el original hasta el libro impreso y su puesta en distribución, hasta en el diseño, la maquetación, corrección de las pruebas, gestiones legales, ISBN, edición, difusión, distribución y venta del libro.

Teniendo en cuenta que sólo en lengua española se calcula que se escriben alrededor de 100.000 libros cada año que no llegan a publicarse, y que el mercado en español de la autoedición se ha duplicado en los cinco últimos años, la autoedición es un referente para cualquier gran editorial que quiera ampliar su negocio.

Parece que es cosa de hace un par de años, pero ya en 2012 vimos los primeros movimientos de grandes editoriales en este sentido, incluida Penguin. En España, y por las mismas épocas, una de las primeras editoriales –si no la primera- fue Rocautores, pero parece que el proyecto no acabó de funcionar.

Esperemos que esta nueva iniciativa de la que hablamos hoy tenga mejor suerte.

Deja una respuesta