20 febrero 2019

La ‘Sinfonía inacabada’ de Schubert acabada por una inteligencia artificial

La famosa Sinfonía No.8 de Schubert, llamada “Inacabada”, ha sido finalmente terminada, pero por una inteligencia artificial.

Iniciada en 1822, han sido los responsables de Huawei los que han querido demostrar el poder de su tecnología desafiándose a sí mismos, de manera muy atrevida, a finalizar una de las obras incompletas más famosas de la historia de la música.

Los dos primeros movimientos de esta sinfonía están completos, pero solo hay fragmentos de los dos movimientos finales.

Con la ayuda del compositor Lucas Cantor y la suma de la inteligencia artificial incorporada en uno de los modelos más avanzados de la marca de telefonía móvil, comenzó el proceso de continuación de la pieza.

Los ingenieros introdujeron música, en forma de datos, en la ‘unidad de procesamiento neural dual’ del teléfono, por lo que la IA tenía información sobre el timbre, el compás y el tono que a Schubert le gustaba usar en sus melodías.

Después, la IA  creó melodías a partir de esa información, y el compositor Lucas Cantor eligió sus favoritas, las que mejor se adaptaban al resto de la sinfonía. Con el resultado, orquestó esas melodías y las convirtió en los dos movimientos finales para completar la Sinfonía “Inacabada” de Schubert.

Según el propio Cantor, cuya labor básica era extraer las mejores propuestas y llenar los vacíos para garantizar el mejor resultado- trabajar con la inteligencia artificial ha sido “como tener un colaborador que nunca se cansa, nunca se queda sin ideas”.

No es la primera vez que vemos cómo se usa La IA para fines creativos en el ámbito de la música, de la creatividad en general, y ya hace muchos años de sus primeros pasos. El proyecto Flow Machines, capitaneado por Sony, ha sido uno de los que más repercusión han tenido en otros medios.

Puede parecer una osadía y una pretensión excesiva querer terminar una sinfonía tan conocida y hermosa, pero esto no hace sino deja patente cómo la inteligencia artificial está cada vez más presente, y cómo su uso tiene múltiples facetas.

Leave a Reply